Si nunca os habéis plantado un vestido rojo, deberíais replanteároslo. ¿La razón? Un vestido rojo nunca falla. Es más, el maquillaje para un vestido rojo no debe ser muy recargado, ya que el rojo es un color con tanta fuerza y personalidad que el vestido en ese color lo hará todo.

Tenemos varias opciones de maquillaje cuando llevamos un vestido rojo. Como ya he dicho, es un look muy llamativo, por lo que podemos optar por un maquillaje súper natural, con una piel bonita, unas buenas pestañas y un brillo de labios. Esa sería la primera opción.

Si quieres meterle un poco más de caña, podemos dar protagonismo a los labios con un buen labial rojo. De esos que cuando te los pones te sientes la reina del mundo. Si eliges esta opción, mi recomendación es que los ojos vayan totalmente desnudos con una máscara de pestañas o un finísimo eye liner que ponga la guinda a un look glamuroso.

Para las que no os entusiasma demasiado pintaros los labios, otro tipo de maquillaje para un vestido rojo es potenciar el ojo con un pequeño ahumado dando mucha intensidad a ras de pestañas y añadiendo unas pestañas postizas. Podemos utilizar colores neutros oscuros o aplicar sombras en tonos verdes, ya que al ser el color opuesto al rojo, combinados se potencian entre sí. En este caso, en los labios luciríamos tonos nudes o color labio.

Llevar un vestido rojo nos da muchas opciones de maquillaje. La clave a tener en cuenta es que sepamos escoger que parte del rostro queremos resaltar y trabajarla con limpieza y elegancia para hacer un maquillaje no muy recargado que acompañe al explosivo color rojo del vestido.

Os dejo el vídeo de las cuatro opciones que me he realizado entre las cuales podéis escoger el maquillaje con el que os sintáis más cómodas acompañando a un vestido rojo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *