Raro es la que no se ha dejado seducir por el glamour del icono “Rouge Noire” de Chanel. Fascinante, atrevido y tremendamente sensual. La casa francesa supo reinventar como nadie el clásico rojo dándole un acabado granate, muy oscuro, pero con un toque tan elegante que ha conseguido mantenerse durante 20 años. Se lanzó en 1995, entre los best seller de su sector. Primero lo conocieron en Estados Unidos con el nombre de “Vamp” antes de convertirse en el icónico “Rouge Noire” de la marca.

Un color con fuerza, gótico chic, que utilizo como inspiración para un maquillaje que bien podremos lucir en Halloween o en las fiestas de Navidad.

Paso a paso: ¿Qué productos utilizamos para un maquillaje gótico perfecto?

Los grandes protagonistas del maquillaje gótico chic son los ojos en tonos morados. Mezclados con granates y marrones para que el degradado quede más dramático. Para potenciar el morado, ponemos aquacolor (pintura al agua). Podemos añadir tonos nacarados para que los ojos queden más nocturnos. Apostamos por un ahumado y mucha máscara de pestañas.

  1. Aplicar a toquecitos un aquacolor como base de sombras en el párpado móvil. Dar más intensidad en la parte interior del ojo y difuminar con el calor de los dedos. Lo trabajamos mejor con los dedos que con un pincel para que quede más difuminado y menos intenso. Con un pincel intensificar el color en el centro del párpado.
  1. Aplicar sombra irisada en polvo encima para aportar brillo en el párpado. Con un granate amarronado, marcar la cuenca del ojo. Los tres colores combinan a la perfección y se funden, potenciando el granate.
  1. Con pinceles de depositar compactos, aplicar gran cantidad de color. Las cerdas del pincel están muy juntas y eso ayuda a que el color más oscuro resalte. Sin difuminar, depositar la sombra en el exterior del ojo. Difuminar a pequeños toques con el dedo para no marcar en exceso.
  1. Colocar el aquacolor a ras de pestañas inferiores. Con el dedo, quitar exceso de color y depositar a ras de pestañas. Matizar con la sombra morada en polvo.
  1. Lápiz de ojos negros en la línea de agua. Difuminar el negro con la palma de la mano y depositar a ras de pestañas inferiores. Se llevan los ojos destruidos, no un maquillaje perfecto. En vez de eyeliner apostar por lápiz y difuminarlo bien.
  1. Marcar las cejas y hacer un pico en la parte alta.
  1. Mucha máscara de pestañas… ¡No te olvides las de abajo!
  1. Dar mucha luz en la zona central del rostro con una base más clarita. Jugar y crear contrastes marcados con distintos tonos de base.
  1. Matizar todo el rostro con unos polvos.
  1. Colorete no muy marcado. Melocotones con rosa o marrones pero usarlos con cuidado porque endurecen el rostro. Si no quieres un colorete muy marcado apuesta por uno en tono nude. ¡No olvidar clavícula y hombros!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *