Potencia tu  increíble arma de seducción, los labios, con un maquillaje brillante.

Para conseguir el resultado de labios dorados necesitamos:

  1. Un lápiz negro
  2. Barra de labios roja
  3. Pigmentos dorados

Comenzamos contorneando el labio con el lápiz negro y difuminando hacia el interior con nuestro pincel labial los laterales.

El rojo, color que dice ser el de la buena suerte para empezar el año, va a ser el tono que utilicemos para focalizar la luz en los labios, aplicando este tono en los labios, nunca directamente sobre la boca, sino con un pincel. Es  mucho mejor hacerlo con la herramienta adecuada, ya que con el pincel:

  • Se extiende mejor.
  • Queda más uniforme, consiguiendo con él la forma deseada y más precisa para los labios.
  • Se funde el color del perfilador.

Esta forma de aplicarlo hace que dure más ¿Por qué dura más? Porque estamos haciendo presión con él pincel sobre el labio con el carmín y eso hace que se alargue más en el tiempo. 

Por último, aplicamos en el centro de los labios destellos dorados. Su aplicación es mejor con los dedos, porque realizamos mayor presión que con el pincel y es más limpio, los pigmentos suelen ser muy volátiles y de esta forma manchamos mucho menos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *