Una de las preguntas que más me hacen es la de cómo aplicarnos las pestañas postizas a una misma, de una manera fácil y de forma que queden perfectamente colocadas. Muchas mujeres ven esta tarea como un imposible, aunque realmente es cuestión de un poco de paciencia y de práctica. En el video de hoy os enseño cómo me coloco las pestañas postizas para que empecéis a practicar.

¿QUÉ VAMOS A UTILIZAR?

Lo primero y lo más importante que necesitamos son unas pestañas postizas. Podéis encontrarlas en MAC, Make Up For Ever, H&M, por internet, Ebay… Hay cientos de vendedores que las tienen por escasos dos euros.

Para mí, el mejor sitio donde comprar pestañas postizas es en Burlesque (Calle Valverde, 31, Madrid) o en cualquier H&M. Tienen una variedad increíble y un precio súper asequible. Os lo recomiendo.

Realmente, dónde compréis las pestañas no es tan importante como el pegamento que uséis. Ese SÍ que tiene que ser de la mejor calidad posible. Tened en cuenta que os las vais a pegar en el ojo, que es una zona realmente sensible, y si usamos cualquier pegamento, puede darnos una reacción alérgica.

Mi consejo es que utilicéis el pegamento de pestañas DUO ADHESIVE, que se vende en cualquier stand de MAC o tienda de maquillaje. Así os aseguráis que las pestañas os duren sin despegarse todo el tiempo que las llevéis puestas, y además evitamos sustos en cuanto a alergias.

Por último necesitaremos también una máscara de pestañas, mejor si es negra, para fundir nuestras pestañas naturales con las postizas y parezcan nuestras.

EMPEZAMOS A APLICAR LAS PESTAÑAS POSTIZAS

Lo primero que vamos a hacer es poner una pompita de pegamento en la uña de nuestro dedo gordo o en cualquier paletilla de maquillador.

A continuación pasamos la base de las pestañas postizas con mucho cuidado por la pompa, impregnándola de pegamento.

IMPORTANTE: aplicamos una capa muy fina, sin pegotes ni más cantidad en un sitio que otro. El DUO pega fenomenal, por lo tanto no es necesario poner mucha cantidad para que funcione. No os asustéis por el color blanco ya que en cuanto se seca, se vuelve totalmente transparente, aunque también podéis encontrar pegamentos de pestaña de color negro ;).

Una vez tengamos las pestañas con el pegamento, aguantamos unos 20 segundos antes de colocarlas, para que el producto empiece a funcionar y a pegar como tal, ya que si lo colocas inmediatamente se puede resbalar y la colocación es imposible.

Bien, ahora llega la parte que tan complicada os suele resultar: la colocación de la pestaña en el ojo. Lo primero es entrecerrar aquel en el cual vayamos a ponerla. Cogemos las pestañas con cuidado y pegamos la parte del centro al ojo. Aunque parece algo lógico, os recuerdo que comprobéis que la pestaña esté más o menos centrada.

Una vez que tengamos la parte central de nuestras pestañas adheridas a nuestro ojo, podemos pasar a colocar los laterales: primero el lateral externo del ojo y luego el interno. Es importante que intentéis en la medida de lo posible, pegar la pestaña postiza lo más cerca posible de la base de vuestras pestañas naturales. Podéis ayudaros de una pinza de depilar las cejas para “empujar” ligeramente la postiza hacia abajo o con vuestros dedos.

Una vez que tengamos pegadas nuestras pestañazas, lo siguiente es maquillarlas. Aplicamos un par de buenas capas de máscara de tal forma que se unan las postizas con las naturales. ¡Et voila! Y ya tenemos nuestros ojazos.

¿A que no es tan difícil? ¡Espero que os haya gustado el video!

¡Feliz día!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *