En verano buscamos ese efecto glow natural en el rostro: Pieles frescas y llenas de luz. Iluminar el rostro con las técnicas adecuadas de maquillaje es un paso básico para brillar este verano sin parecer un Gusiluz. No se trata de iluminar todo el rostro por igual, es importante conocer las zonas que necesitan ese toque de luz para conseguir un brillo natural.

7 zonas para iluminar el rostro

  1. Frente: Ilumina entre las cejas, nunca en el centro de la frente y si la tienes muy ancha, no la ilumines. “Puedes potenciar la luz bajando el iluminador hasta la nariz”.
  2. Pómulo alto: Justo en la parte alta del hueso para dar más luz y apertura a la mirada. “Si tienes el rostro muy ancho, no es recomendable porque ensancha”.
  3. Nariz: En la parte central o en los laterales para ensanchar la nariz.
  4. Por encima del arco de Cupido: Iluminar en esta zona del rostro potencia el color del labial y crea un efecto óptico de labios más gruesos y carnosos.
  5. Barbilla: Aplicar el iluminador en el centro del mentón para dar amplitud al rostro, solo apto para personas con barbilla pequeña.
  6. Cejas: Por encima de la ceja en la parte parietal para subir más la ceja, aportar más expresión a la mirada y dar más amplitud.
  7. Ojos: Por debajo de la ceja en la zona de inflexión para subir la mirada.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *